Tardes de otoño


Con la llegada del otoño los días se vuelven lluviosos, nos faltan horas de luz, y a una le apetece recogerse. Yo estoy encantada de oirles a mis dos niñas ensayar en casa las partituras con la ilusión de dar una sorpresa en Navidad a sus aitites. Así esas tardes de otoño se vuelven más cálidas al compás del acordeón.


Centro de Música autorizado por el