100 motivos para acercarse a la música


Motivo nº 78. Defenderse de ciertos críticos.

Tener una buena educación musical, como en cualquier ámbito de la vida, nos da la oportunidad de tener criterio propio.

A veces resulta que verdaderos profesionales y eruditos, que conocen los entresijos de toda una actuación musical en vivo, el riesgo que siempre conlleva, donde cada segundo cuenta y no hay marcha atrás,

se encuentran ante el ataque de alguien que no conoce el oficio de verdad, pero se ha subido (o le han subido) al púlpito de los críticos, que recuerda a otros púlpitos sin derecho a réplica.

Críticos con toda una plataforma mediática detrás, y que sabiendo el eco que tienen sus palabras, se permiten el lujo y la osadía de tirar por tierra todo un trabajo que ha costado mucho esfuerzo, les guste a ellos o no. Autodenominados especialistas "de no se sabe qué" que bailan al son de otros intereses, y que según sople el viento encumbran a un artista o lo hacen desaparecer con su silencio.

Afortunadamente, educarnos en libertad tiene la ventaja de que nadie nos tiene que dar lecciones. El público es soberano.


Centro de Música autorizado por el