Poderoso instrumento


¿Poderoso por qué? Es curioso pero uno oye los primeros acordes de un acordeón - y qué decir tiene, de una orquesta de acordeones... - y saltan por los aires los sentimientos, expandiéndose por los cuatro puntos cardinales del ala humana. Los fuelles guardan en su interior un nosequé de neumático que provocan melodías confortables, una música que nace del dominio de los vientos sin que ello quiera decir que construya castillos en el aire. Es una música tangible, cercana. Una música artesana con los pies firmemente implantados en la tierra por mucho que, bien ejecutada, levante vuelo. O suene como los ángeles, que tanto da.

Jon Mujika - Revista, nº 2 BILBAO ACCORDION -


Centro de Música autorizado por el